Cómo limpiar una máquina de afeitar eléctrica

Para garantizar un óptimo afeitado es necesario mantener la maquina limpia y esterilizada. Lograr esta condición solo amerita de 15 a 20 min de tu tiempo, ya sea de forma diaria o interdiaria, después del afeitado. Para este fin, se pueden utilizar productos de usos comunes y fáciles de conseguir en cualquier supermercado.

Primeramente, se debe aplicar un poco de agua sobre la maquina si es a prueba de agua, de lo contrario, se puede hacer con un paño húmedo con agua o alcohol, lo importante es remover vellos que hayan podido quedar atrapados en la maquina durante el afeitado. Si no son removidos en su totalidad, puedes usar un cepillo para ayudarte.

El mantenimiento o la limpieza de la máquina de afeitar eléctrica, debe ser de forma regular y periódica. La conservación de la afeitadora se hace con la finalidad de que funcione de la mejor forma posible y así lograr mejores resultados en el afeitado, es decir, piel suave y sin irritaciones. Cuando se  utiliza la máquina con una crema de afeitar o gel, se  deberá limpiar  con mayor cuidado y atención, ya que este producto puede quedarse acumulado y poco a poco ir dañando la máquina. Usar agua caliente y un poco de jabón líquido es lo más recomendado si no dispones de mucho tiempo, ya que es lo más común y rápido.

Algunos tips a considerar, para la limpieza de la máquina de afeitar son:

  • Revisa el manual de usuario que trae la máquina y sigue las instrucciones para su limpieza.
  • Desconecta la máquina de afeitar de la corriente eléctrica o base de cargar.
  • Examina la máquina de afeitar. Echa una mirada a su estado general. Comprueba que todas sus partes estén en perfectas condiciones y en el lugar correspondiente.
  • Ten a la mano  ciertos productos de limpieza. Necesitarás un cepillo (algunas maquinas lo traen) de cerdas suaves, de lo contrario puedes utilizar un cepillo de dientes usado y un poco de alcohol.
  • Los cabezales de la máquina de afeitar, después de su limpieza, deben ser secados completamente con una toalla. Una vez que se secan deben ser montados nuevamente para su lubricación.
  • Es importante lubricar la máquina de afeitar. Después de la limpieza, desmontaje y montaje, aplica unas gotas de lubricante. Esto facilitará el movimiento de las cuchillas y evitará el desgaste de las mismas, lo que a su vez garantizará un afeitado más rápido y eficaz, reduciendo los riesgos que este conlleva. Esta lubricación debe hacerse antes de cada afeitada.

Los lubricantes de spray, nos ofrecen la capacidad de limpiar y lubricar a la misma vez una afeitadora eléctrica.  Con una máquina de afeitar bien lubricada, se podrá obtener afeitados rápidos y agradables. El calor generado es reducido, siempre y cuando la maquina tenga una buena lubricación, y en general, esta tendrá un funcionamiento más efectivo. Pero lo más importante, es que la cuidamos y alargamos su vida útil.

Es muy importante que una vez terminada la fase de limpieza se pruebe la máquina de afeitar, para comprobar, de esta manera, que sigue funcionando sin problemas. Para esto solo necesitamos encenderla, esperar unos segundos y evaluar que todo marche bien. Esto nos garantizara que, durante la limpieza, no se cometió ningún error.

Recuerda que, para salvaguardar la eficacia de la máquina de afeitar, lo mejor es limpiarla con frecuencia. Hacer de la limpieza una rutina es tan necesario como afeitarse diariamente. Si usted utiliza la máquina de afeitar cotidianamente, entonces deberá limpiarla por lo menos de forma interdiaria.

Esta rutina de limpieza y cuidado de la máquina, garantiza y extiende la vida útil de la misma. Practicando los consejos antes mencionados, de forma permanente y periódica, usted lograra disfrutar de una máquina en su máxima potencia, capacidad y rendimiento.

Leave a Reply